La Casa de los Insecticidas
La Casa de los Insecticidas
Ultimas novedades

Control de insectos en los libros con Ecowood

Curar libros infestados por insectos sin dañarlos era un verdadero problema. El Laboratorio Gleba Ambiental suma una nueva tecnología que resuelve esta dificultad del control de plagas

Ver más

Ahora es más simple encontrar los productos para hogar.

Hemos agregado la categoría TODO PARA INSECTOS en nuestro menú de productos para que resulte más simple encontrar los insecticidas, maquinarias y accesorios para uso hogareño. 
Ver más
El destacado

¿Por qué no usar Ultrasonidos para el control de Palomas y aves?

Hemos realizado algunas pruebas e investigaciones sobre el uso de ultrasonidos para el control de Aves y Palomas llegando a la conclusión de su absoluta inutilidad. La lista que sigue explica por qué no usar esta tecnología. 
Ver más
Su reparación!
Clientes
Nombre de usuario Password olvido su contraseña? usuario nuevo?

Mosca o Mosquita Blanca

2011-11-02 | Compartircompartir en facebook compartir en twitter
Con sus finísimas alas blancas y un cuerpo de menos de 1,2mm, la mosca blanca no parece amenazadora. Pero esta plaga causa daños enormes al follaje de las plantas ornamentales, pepinos, tomates, sandías y algodón. 
Ataca a 500 especies vegetales, entre ellas hortalizas y ornamentales, dice el Dr. Murad Ghanim, un entomólogo del Instituto Volcani en Bet Dagan (el mayor centro de investigación científica agropecuaria en Israel, que goza de  excelente reputación en las áreas de la investigación básica y aplicada). La mosca blanca se alimenta de las plantas y las debilita hasta tal punto que permite el ataque de otras plagas y enfermedades, como ser el  temible virus del rizado amarillo del tomate (TYLV), explicó el Dr. Ghanim. “El marchitamiento de la planta es un síntoma de la invasión. En casos extremos, cuando la mosca chupa de la planta su alimento (en el algodón, por ejemplo), excreta azúcares que se adhieren al algodón y lo echan a perder. Peor aún, las manchas negras que provoca atraen a un hongo que inhibe la fotosíntesis y pone en peligro al cultivo”.
El Dr. Ghanim, que empezó a coleccionar insectos cuando estudiaba en la escuela secundaria agrícola Yamma, cerca de Netanyia explicó que el combate contra las fitoplagas es un grave problema. Según un informe , una invasión de mosca blanca del biotipo B arrasó,  en la década de los 90, los cultivos en Norteamérica y causó más de mil millones de dólares de daño en Estados Unidos y México. Las bellas macetas importadas de Poinsettia resultaron ser portadoras del insecto que consiguió pasar la frontera inadvertidamente. En 2005, la supermosca ya había sido detectada en 22 estados.
Los expertos en control de plagas afirman que la mosca blanca es la peor amenaza para la agricultura mundial. Pero los plaguicidas químicos parecen ser una solución en la que nadie sale ganando. “Además de ser tóxicos para los hombres, hay que fumigar con frecuencia”. Las altas dosis que se aplican causan daños secundarios, pues eliminan a otros insectos beneficiosos y afectan a las aves.
“La mosca blanca reacciona en forma innata de dos maneras inteligentes frente a los plaguicidas”, explicó el Dr. Ghanim. Para sobrevivir, puede mutar o modificar sus genes, de tal suerte que las moléculas del plaguicida no puedan ligarse a la proteína fijada como blanco. Además, alerta a uno de sus genes para que  sacar la toxina  al plaguicida mediante la expresión excesiva de una enzima detoxificante.

Introducción 

Existen reportadas alrededor de 1.200 especies de mosquita blanca (MB), la mayoría se alimentan de diversas especies de plantas, normalmente siendo especificas para las plantas que atacan. Sólo unas cuantas especies son plagas de cultivos importantes. Entre ellas se encuentran:

- Mosquita blanca del camote (MBC) (Bemisia tabaci (Gennadius))
- Mosquita blanca de los invernaderos (MBI) ( Trialeurodes vaporariorum Westwood)
- Mosquita blanca algodonosa (MBA) (Aleurothrixous flocossus (Maskell))
-Mosquita blanca de la hoja plateada (MBHP) (Bemisia argentifolii Bellows & Perring)

Estas especies atacan una gran variedad de plantas ornamentales, silvestres y cultivadas. La MBHP se reporta atacando a más de 500 especies de plantas. El complejo de MB se ha transformado a partir de 1990 en una plaga de importancia mundial. La MB es un insecto del orden hemípteros, al cual pertenecen otros insectos como los pulgones, las chicharritas, los psyllidos, las escamas, los periquitos, y las chicharras o cigarras, entre otros. Los estados de desarrollo de la MB son huevo, cuatro instares ninfales y el adulto.

Adultos 

Los adultos de la MBHP miden entre 1 y 1,5 mm de longitud, su cuerpo es de color amarillo pálido, poseen dos pares de alas de color blanco, tienen un aparato bucal picador-chupador, que les sirve para succionar la savia de las plantas. El cuerpo esta dividido en tres regiones cabeza, tórax y abdomen, y como todos los integrantes de la clase insectos poseen tres pares de patas.

Huevos 

Son depositados en el envés de las hojas, su tamaño es pequeño, y su forma oval o piramidal. Poseen un pedicelo que les sirve para que sean insertados en la hoja. La hembra puede cortar el tejido vegetal con el ovipositor o empujar los huevecillos en su lugar. El contacto directo con las hojas permite al huevo sobrevivir a la deshidratación y probablemente le proporciona nutrimentos durante su desarrollo. La temperatura influye en la eclosión de los huevos, a temperaturas de 36 °C no hay eclosión (Butler et al 1983). La MBC no oviposita en algodonero en Arizona a temperaturas de 14,9 °C.

Ninfas 

Al 4º estadio ninfal generalmente se le llama “pupa”, sin embargo, estos insectos tienen una metamorfosis simple por lo que dicho estadio no corresponde a la pupa que presentan los insectos con metamorfosis completa como los lepidópteros, dípteros o coleópteros. Del 4º estadio ninfal emerge el adulto a través de una fisura en forma de “T”, ocurriendo la emergencia generalmente por la mañana (Butler et al 1986).

El primer estadio es el único capaz de movilizarse, mientras que los otros tres son sésiles. Los instares ninfales son de forma aplanada similar a una escama y se les localiza en el envés de las hojas. Los machos y las hembras a menudo emergen como adultos, próximos unos a otros en la misma hoja. La cópula tiene lugar después de un cortejo algo complejo, el cual dura de 2 a 4 minutos; puede haber una cópula múltiple. La hembra fecundada produce una progenie tanto de machos como de hembras, mientras que las no fecundadas sólo producen hembras.....

Oviposición 

Normalmente ovipositan en el envés de las hojas superiores. Huevecillos agrupados en formas caracteristicas.

Longevidad 

Las hembras viven en promedio más que los machos y su promedio de vida depende de la temperatura. Se ha reportado que la longevidad de machos puede variar de 6,4 hasta 34 días y en las hembras de 14,5 hasta 55,3 días en temperaturas que varían de 12,7 °C a 26,5 °C (Avidov, 1956, citado por Butler et al 1986).

Ciclo de vida

El ciclo de vida de las mosquitas blancas esta regulado por las condiciones climáticas del medio. El período de desarrollo no varía considerablemente en temperaturas entre 15 y 25 °C, comparado con los datos observados a temperaturas constantes de 22 °C. La tasa de desarrollo (reciproco del tiempo de desarrollo) es una función lineal de la temperatura dentro de ese rango. Existe variación en los valores de los umbrales inferior y superior y la constante termal, dependiendo del cultivo en que se desarrolla el insecto. Resultados obtenidos en el Colegio de Posgraduados en México indican que las poblaciones de la MBC y de la MBHP presentaron un umbral inferior de 11,5 y 11,52 °C, respectivamente, en tanto que la MBI, resultó registró un umbral mínimo de 8,63 °C. La constante termal fue de 280 y 370,8 º/día para la MBC y la MBHP, respectivamente (Ortiz et al 1995). En el caso de la MBC bajo condiciones de campo, en el cultivo de algodonero se determinó que el umbral inferior fue de 10 °C y el superior de 32,2 °C, siendo la constante termal de 316 º/día (Zalom et al 1985). En el cultivo de melón se reporta un umbral inferior de 13,2 °C y una constante termal de 250 º/día, en tanto que para algodonero el umbral inferior es de 11,1 °C y la constante termal de 312 º/día (Nava, 1997). Como se observa, los resultados en algodonero son más o menos similares en ambos trabajos por lo que se puede tomar como base el umbral inferior de 10 °C, el superior de 32 °C y la constante termal en 316 º/día, para estudios de desarrollo de este insecto (Zalom et al 1985).
Cómo se controla la plaga Mosca o Mosquita Blanca