La Casa de los Insecticidas La Casa de los Insecticidas

Tte. Gral. J. D. Perón 1519 - CABA Lun a Vier 9.30 a 18.30hs

WhatsApp : 011 3669 5551 (Nuevo)
Suc. Palermo: ventas@casadeinsecticidas.com.ar 4776-4978
Suc. Centro: info@casadeinsecticidas.com.ar 4373-0083
Desde el interior del país www.mundoinsecticidas.com.ar
 
Ultimas novedades

Percepción sensorial de los Roedores

Las ratas cuentan con una completa estructura sensorial que les posibilita obtener información del medio que las rodea. Por

Ver más

Por qué hay gente a la que se la comen viva los mosquitos

Si los mosquitos se pegan un festín cada vez que visitan tu cuarto, te encantará leer esto.

Ver más
El destacado

Chinches, de la cama al living. Interesante artículo sobre chinches de cama.

La chinche de cama, Cimex lectularius, es un insecto perteneciente a la familia Cimicidae del orden Hemípteros. Durante 1920 hasta 1950 ha epresentado una de las plagas de mayor relevancia. La guerra, en primer lugar, y las migraciones, favorecieron su diseminación por los cinco continentes.

Ver más
Su reparación!

2012-01-06
Plagas de jardín

Plagas de Jardín: Una plaga es un grupo, generalmente numeroso, de animales que causa daños a las plantas. Insectos, arácnidos y hasta los pájaros pueden devastar el jardín o echar a perder el huerto, pero no todos ocasionan los mismos problemas, los hay que pican las hojas y chupan la savia de las plantas, otros hacen agujeros en el follaje o en el tronco y ramas, habiendo también los que comen hojas, frutos, raíces, bulbos y hasta plantas enteras.Con la primavera entran en actividad gran cantidad de animales que durante en invierno están inactivos y entre ellos están los que ocasionan las plagas, por eso es en primavera y a principio de verano el momento más adecuado para controlarlos y evitar así que los daños sean graves, pero no haciéndolo sin ton ni son, sino sabiendo que les hacen a las plantas y aplicando el remedio más eficaz. Pero antes daremos unas consideraciones a tener en cuenta para conservar las plantas en perfecto estado:

-Cuidado al comprar las plantas, que no traigan ya alguna plaga.

-Colocar las plantas a cierta distancia unas de otras para facilitar la circulación de aire.

-Combatir cuanto antes las plagas con medidas biológicas. Se evitará así el recurso a los insecticidas.

-En el huerto intentar quitar a mano la mayor parte de los insectos nocivos.

-Evitar la combinación de calor y humedad asociados a tallos tiernos.

-Antes de comprar un insecticida consultar con un especialista, leer que medidas de protección exige su uso, contra qué plaga es útil y en qué cantidades.

-No realizar tratamientos en días de mucho aire.

-Cuando las plantas estén en flor, aplicar los tratamientos al caer la tarde.

-El rociador o pulverizador usados con insecticidas debe estar marcado para no emplearlo en otras labores.

Vamos a describir las plagas más comunes y frecuentes en jardines, huertos y plantas de interior con el fin de conocer su aspecto, las causas que provocan su aparición, los daños que producen y la mejor manera de erradicarlos y controlarlos. 

ÁCAROS

La especie más abundante y temible es la araña roja (Tetranychus telaricus). Descripción: Son como arañas de color asalmonado o rojo de tamaño tan pequeño, no llegan a medir más de medio milímetro, que no se pueden ver a simple vista. En condiciones favorables (calor y sequedad) el ciclo es rapidísimo, multiplicándose prodigiosamente, al reproducirse sin cesar las diversas generaciones, pasando el invierno en estado adulto protegidos por la corteza de los árboles o la vegetación espontánea. Causas: Como ya se ha indicado, el calor fuerte y seco es la principal causa de su aparición, a lo que ayuda un exceso de abono, sobre todo nitrogenado. Síntomas: Se produce una pérdida de color en los brotes y hojas, con aparición de telillas muy finas sobre estas. También aparecen pequeñas picaduras en las hojas. Si queremos observarlas, podemos poner un papel blanco bajo una hoja o brote atacado, lo sacudimos suavemente y con una lupa podremos ver las pequeñas arañas corriendo sobre el papel. Daños: La araña roja es una chupadora de savia lo que provoca un debilitamiento de la planta y una falta de desarrollo, pero si el ataque es muy fuerte puede provocar la muerte de la misma. Cuándo ataca: Primavera y verano Control biológico: Como medida preventiva muy eficaz estaría el aplicar un riego por aspersión, cuando el calor aprieta, mojando las hojas, si no, se puede recurrir a dar un manguerazo de vez en cuando al follaje. Control químico: En caso de ataque fuerte se pueden realizar tratamientos con acaricidas tales como "Glacoxan 50M" de Punch Química. Plantas afectadas: Adelfas, aligustres, claveles, rosales, frutales de hueso, lilos y las anuales de flor son las más sensibles, pero no se libra ninguna, prácticamente todas las plantas pueden sufrir ataques de araña roja. COCHINILLAS Descripción: Las cochinillas o más genéricamente los cóccidos, son insectos chupadores, cuyas hembras se fijan a las plantas como “escamas” o “lapas” (aunque algunas pueden desplazarse), que es lo que se llama escudo, ya que el verdadero insecto se encuentra debajo, bajo la protección de este, al igual que los huevos y las larvas. Los cóccidos tienen infinidad de formas, colores y tamaños, aunque por lo general son pequeños. Causas: El ambiente seco provocado por la calefacción en invierno fomenta su aparición en las plantas de interior, mientras que en las de exterior suelen aparecer cuando el follaje es denso y apretado, sobre todo en los nuevos brotes. Síntomas: Son la aparición de unos escudos blancos o marrones de mayor o menor tamaño por hojas, tronco y ramas. Las hojas pierden color y si la invasión es muy grande las hojas estarán pegajosas, debido a la melaza que segregan, y como consecuencia de ello suele aparecer un hongo, llamado negrilla o fumagina, que se alimenta de esta melaza. Daños: En general provoca deformaciones y perdidas de color en brotes jóvenes, caída de hojas sin causa aparente, que puede provocar la muerte de la planta si esta caída es muy generalizada. Cuándo ataca: El ataque principal se suele producir en primavera, repitiéndose los ataques con los cambios de tiempo. Control biológico: Cuesta mucho controlarla, sobre todo por el escudo que protege las larvas, huevos y adultos. Si el ataque es pequeño se puede aplicar agua jabonosa con una esponja o un pincel suave, o alcohol de ginebra impregnado en algodón. Control químico: Cuando el ataque es fuerte tendremos que ir a insecticidas sistémicos, éstos son los que absorbidos por la planta los incorporan a la savia y el insecto al chuparla muere. Se puede emplear "Sistémico Glex" de Gleba, "Glacoxan D-Sist" de Punch Química. Plantas afectadas: Cualquier especie puede sufrir sus efectos: olmos, aligustres, evonimos (muy sensible), hiedras, palmeras, chopos, rosales, etc., así como las plantas de interior. PULGÓNDescripción: Los pulgones o áfidos son un grupo de insectos chupadores de savia, de pequeño tamaño, con cuerpo blando y forma redondeada o de pera, que pueden tener o no alas, y de color blanco, amarillo, rosa, negro o verde. Segregan un líquido azucarado (como los cóccidos) muy apetecido por las hormigas. Las hembras y sus larvas (que son iguales que los adultos), viven agrupadas en la cara inferior de las hojas, en los brotes tiernos o en los capullos florales. Se multiplica a una gran velocidad ya que las larvas nacen de las hembras sin necesidad de la intervención de machos. Causas: El ataque es favorecido por la sequedad del aire, el calor, el exceso de abono y los terrenos compactados. Síntomas: Al chupar los jugos de la planta se provocan deformaciones de las hojas que se enrollan y abarquillan, como consecuencia de las picaduras, ocultando las colonias de pulgones. Las plantas presentan un aspecto pegajoso a causa de la melaza segregada por los insectos, llegando incluso a gotear. Además si vemos un rosario de hormigas subiendo y bajando por una planta, casi con toda seguridad tenemos pulgón en ella, ya que estas recogen la melaza segregada por los pulgones, llegando incluso a cuidarlos y protegerlos. Daños: Provocan una fuerte pérdida estética, afeando la planta, a la vez que un debilitamiento de la misma que puede llegar a provocar su muerte. Cuándo ataca: Durante toda la primavera y el verano. Control biológico: Se puede pulverizar con un extracto de tabaco: se ponen en remojo dos paquetes de tabaco en tres litros de agua de lluvia durante un día entero, después se le añade medio litro de jabón líquido, 200 cm3 de vinagre y otros 200 cm3 de aceite con agua. También se puede pulverizar con una infusión de ortigas. Control químico: Se pueden emplear insecticidas de contacto, para hacer efecto deben tocar al insecto, o los sistémicos mencionados anteriormente. Entre los primeros tenemos "Goti Glex" de Gleba, "Glacoxán 50M" de Punch Química, "Aceite Grhesa" de Laboratorio Grhesa. Y entre los segundos "Sistémico Glex" de Gleba, "Glacoxan D-Sist" de Punch Química, "Punto 35" de Gleba, este último actúa también por contacto. Plantas afectadas: Son especialmente sensibles al ataque de pulgones los rosales, manzanos, perales, melocotoneros, ciruelos, habas, adelfas y plantas de interior como la cheflera. MOSCA BLANCADescripción: Son insectos chupadores muy próximos a los pulgones y cochinillas, adoptando de ellos las características más incómodas para su control y tratamiento, ya que, como el pulgón, se instala en el envés de las hojas que al deformarse y enrollarse impiden la entrada de insecticidas y, como las cochinillas, en su fase larvaria, la mosca blanca presenta un aspecto de pequeños escudos inmóviles bajo las hojas. Los adultos de este insecto tienen cuatro alas que están recubiertas de un polvillo céreo que les proporciona su color blanco característico, asemejándose a diminutas mariposas ya que su tamaño no suele ser mayor de 2 mm. La puesta la realizan en el envés de las hojas y en un par de semanas nacen las larvas, aplastadas, de forma oval y recubiertas de cera, que viven fijadas en el envés de las hojas. Causas: Un ambiente húmedo con temperaturas altas y estables son las condiciones ideales para que aparezca el insecto. Síntomas: Al clavar el pico y chupar provocan la pérdida de color en las hojas así como de su forma. Además podemos ver el envés de las hojas recubierto de larvas y adultos blancos y si tocamos o movemos las hojas pueden verse a los adultos revolotear alrededor de la planta. Daños: Como ya se ha dicho, provoca la pérdida de color y forma de las hojas que se traduce en una pérdida significativa en la vitalidad de la planta, que puede acarrear la muerte de la misma. Cuándo ataca: En las plantas de interior pueden atacar durante todo el año, mientras que en el exterior sus ataques se producen en primavera y verano. Control biológico: Una primera medida preventiva sería no eliminar sus enemigos naturales: mariquitas, tijeretas, mantis religiosas, y en caso de ataque se puede aplicar el caldo jabonoso con extracto de tabaco indicado con anterioridad para el control de pulgones. Control químico: Al ser insectos chupadores próximos a los pulgones, la mayoría de los productos que controlan estos, también controlan a la mosca blanca como el "Punto 35" de Gleba. Plantas afectadas: Sus huéspedes favoritos son geranios, pendientes de la reina, hortensias, begonias y alegrías.



Volver

Casa Central: Tte. Gral. J. D. Perón 1519 - CABA
Sucursal Palermo: Borges 2422 - CABA
Lun a Vier 9.30 a 18.30hs