Tte. Gral. J. D. Perón 1519 - CABA Lun a Vier 9.30 a 18.30hs

Sólo WhatsApp: (+5411) 3669-5551

Llamadas: Buenos Aires: (011) 5263 5083 Interior del país: 0800 220 0083

Email: ventas@casadeinsecticidas.com.ar 

Envíos a domicilio: www.mundoinsecticidas.com.ar

¡Navegá por categorias!

Sarna sarcoptes scabiei (ácaro de la sarna)

Sarna sarcoptes scabiei (ácaro de la sarna)

El parásito humano Sarcoptes scabiei o Acaro de la Sarna, ha infectado a los seres humanos desde hace por lo menos 2.500 años. Generalmente es difícil de detectar y produce una enfermedad cutánea intensamente prurítica, es decir, una picazón muy grave en la piel conocida como sarna. Los dermatólogos estiman que cada año ocurren más de 300 millones de casos de sarna a nivel mundial. Esta enfermedad puede afectar a cualquier persona, indiferente de cuál sea su raza, edad o higiene personal. Pero hay buenas noticias: al disponerse de métodos perfeccionados de detección y tratamiento, la sarna no causa más que un problema temporal.

Cómo se desarrolla la sarna:

La sarna es más que una simple picazón. El ácaro que produce sarna es microscópico por lo que apenas puede ser visto a simple vista. El ácaro es un bicho de ocho patas con una cabeza redonda que vive en la piel. En unas semanas el paciente desarrolla una reacción alérgica. Esto produce una picazón tan grave que con frecuencia mantiene a la persona despierta toda la noche.

La sarna humana casi siempre se transmite por el contacto estrecho con otra persona, la cual puede ser un niño, un amigo o un pariente, o animales domésticos infestados. 

El ácaro de la sarna tiene unos 0,4 mm. de longitud, pudiéndose apenas observar a simple vista.

Los dermatólogos, dicen que la sarna no es una enfermedad producida solamente por mala higiene o que sólo contraen las familias con bajos ingresos y los niños desamparados. Aunque es más común en lugares donde viven las personas hacinadas y la higiene es mala, todos somos susceptibles a ella.

El calor y el olor atraen a la hembra adentro de la piel adonde ésta deposita sus huevos y produce secreciones tóxicas muy alergénicas para el ser humano. Las larvas, salen de los huevos y excavan túneles en las capas externas de la piel adonde se convierten en ácaros adultos. Si la persona trata de quitar el ácaro rascando la piel, éste puede vivir hasta por 24 horas en la capa de la piel. Puede pasar hasta un mes antes de que la persona infectada sienta la picazón o note la inflamación. Esto le sucede especialmente a las personas que tienen buenos hábitos de higiene personal y se bañan seguido.

Los síntomas:

El síntoma inicial y más común de la sarna es la picazón, que ocurre especialmente durante la noche. Al principio aparecen pequeños forúnculos (ronchas), pequeñas picaduras o granos. En casos más avanzados, la piel puede estar costrosa o escamosa.

Los ácaros prefieren sitios más cálidos sobre la piel, así como en los pliegues de la piel adonde la ropa está justa. Estas zonas incluyen especialmente la piel entre los dedos, los codos o las muñecas, las nalgas o la cintura, alrededor de los pezones de las mujeres y en el pene de los hombres. Los ácaros también tienden a esconderse dentro o sobre la piel debajo de los anillos, los brazaletes o las pulseras de reloj. En los niños, la infestación puede afectar todo el cuerpo entero, incluso las palmas de las manos, el cuero cabelludo y las plantas de los pies. También es posible que el niño esté cansado e irritable por la falta de sueño debido a la picazón y a que se rascó toda la noche.

Es posible que haya una infección bacteriana secundaria con sarna debido a la rascadura.

En muchos casos, los niños reciben un tratamiento para curar lesiones cutáneas infectadas en vez de la sarna en sí. Aunque el tratamiento de las infecciones bacterianas a veces ofrece alivio, la recurrencia es casi garantizada si no se trata la infección primaria de la sarna. 



Volver
Su reparación!
Casa Central: Tte. Gral. J. D. Perón 1519 - CABA
Sucursal Palermo: Borges 2422 - CABA
Lun a Vier 9.30 a 18.30hs