Dosis de uso recomendados

Esparcir un puñado en la base de las plantas que desea preservar del ataque de babosas y caracoles. Repetir cuando los moluscos hayan consumido todo el producto.